Jugando a la Rayuela

Imaginemos un juego conocido por todos, y cambiemos sus reglas.

Se me ocurre jugar a La Rayuela, pero con los ojos tapados (una mezcla con el gallito ciego), o mejor aún, en un cuarto oscuro. Deberíamos poner pintura en las zapatillas, para que se marquen los puntos de contacto con el suelo. Luego de 10 o 12 saltos, prendemos la luz y vemos como nos fue.

Estaría divertido. Con el tiempo podemos agarrarle la mano, e ir ajustando nuestro recorrido, mejorando nuestro puntaje. A prueba y error, como se dice.

Pero se pueden agregar dificultades como ir cambiando el recorrido, o mover el tablero cada tanto.

En ese caso sería muy difícil sumar puntos. O lo haríamos de pura casualidad.

Terminaríamos convirtiendo un juego de habilidad o destreza, en un juego de suerte o azar.

Esto que parece una locura, se hace continuamente en las PyMEs, y en los negocios. No es sorprendente por ello la alta tasa de mortalidad que existe entre los emprendimientos cuando consideramos este ejemplo.

Lo explico…

El fin mismo de una empresa es la RENTABILIDAD. Generar ganancias para sus accionistas. A su vez, se busca aportar valor a sus empleados, clientes y comunidad.

Ahora bien, en tu negocio, ¿sabés exactamente cuanto facturaste y cuanto ganaste los últimos meses? ¿tenés un sistema para medirlo y seguirlo habitualmente? ¿llevás una planificación de tu flujo de caja o efectivo?

Más de una empresa recibe una vez al año el balance de su contador. No lo entiende, o le presta poca atención, hasta duda del mismo. Se lo considera un mero trámite impositivo. Pero el mismo tiene mucha información que sería valiosa. Pero la información para ser valiosa debe tenerse a mano, en tiempo y forma para tomar decisiones. No nos sirve un año más tarde.

Es como jugar a la rayuela a oscuras un año entero y después mirar como nos fue.

Esta es la importancia de tener un tablero de control gerencial, y sistemas de información en tu PyME que se encuentren alineados con tus objetivos. Cada tanto hay que perderse un rato en analizar esa información.  

Nada complejo. Lo mínimo necesario, para jugar con luz. Para que sea un juego de habilidad y destreza, con posibilidades de mejora en el tiempo.

Cuando vas manejando por la ruta y ves un cartel de “velocidad fiscalizada por radar” o de “Máxima 80” ¿no mirás al toque el velocímetro? ¿o seguís manejando por sensaciones?… no dejes de hacerlo en tu PyME.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: