El BCRA impulsa la Factura de Crédito Electrónica MiPyME

El BCRA autorizó e impulsa a los bancos para adecuar sus sistemas de modo que las MiPyMEs puedan operar las Facturas de Crédito directamente desde los homebankings de cada uno, en condiciones similares a la operación de los cheques electrónicos.

Actualmente esta operatoria ya puede hacerse por algunas App (por ejemplo Invoition, o Bill) y también se puede hacer con una cuenta comitente en un agente de bolsa (ALyC). En realidad es un trámite muy sencillo y ágil, pero no difundido.

Las facturas electrónicas de crédito se emiten a grandes empresas (unas 1500 seleccionadas por AFIP). Estas tienen 30 días para aceptarlas o rechazarlas. De no hacerlo se aceptan tácitamente al cumplir el plazo. Este proceso genera las retenciones, percepciones, etc y deja fecha cierta de pago y neto a cobrar. La factura debería estar emitida con fecha de pago mayor a 32 días. Hay algunos aspectos operativos, o “detalles” a tener en cuenta al emitirla.

Inmediatamente después de su aceptación cada factura aparecerá disponible en el home banking para que la empresa pueda descontarla. (Hoy en día esto ya pasa en las App que mencioné o en el sistema del MAV- Mercado de valores) 

En la práctica, las Facturas de Crédito Electrónicas MiPyMEs tendrían las funcionalidades y el dinamismo de los cheques electrónicos. Estos ya representan aproximadamente el 30% del total de la operatoria de cheques. 

La experiencia de la plataforma de ECHEQ, que ya está madura luego de un proceso de desarrollo de 18 meses, sirve como base para este nuevo sistema de circulación de las Facturas de Crédito Electrónicas, que hoy se negocian sólo en el 1% de los casos.

En la actualidad, unas 138 mil MiPyMEs emiten más de $200.000 millones en Facturas Electrónicas, con riesgo de pago de 1.500 grandes empresas.

Esto sumado a la posibilidad de informar en las bases del BCRA las demoras de pago de facturas, brinda por un lado, certeza de fecha de cobro (las grandes ya no podrían patear sus pagos). Y adicionalmente una forma de financiarse, adelantando el cobro, con el descuento.

Algo muy importante, es que, en los agentes de bolsa, el riesgo evaluado es el de la “gran empresa” que debe pagar la factura, y por lo tanto la pyme no requiere carpeta de crédito ni evaluación crediticia.

No sé como se manejarán los bancos al respecto. 

Como siempre digo, una PyME debe abrir alternativas para financiarse. A mayor cantidad de opciones se puede conseguir mejor tasa y mejores costos.

No nos quedemos nunca con una sóla opción, solo porque es la conocida o la habitual.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: